Está en: Inicio > MUNICIPIO > Fauna

La Fauna

Rebecos

Todo el término municipal de Puebla de Lillo está incluido en la Reserva Nacional de Caza de Mampodre, que, a su vez, está dentro del Parque Regional de Picos de Europa. Sólo la Estación de Esquí de San Isidro se excluye de la protección oficial que goza tanto la fauna como la flora.

El alto grado de protección medioambiental que supone la inclusión tanto en la Reserva de Caza como en el Parque de Picos de Europa ha sido un revulsivo para el desarrollo del turismo verde o de la naturaleza. El viajero puede contemplar en estos espacios protegidos algunas de las especies de animales que mayor peligro de extinción experimentan en estos momentos en la península.

El rebeco, el urogallo y la trucha son las especies animales reinas del municipio, aunque no las únicas. Sin duda, Puebla de Lillo puede presumir de poseer uno de los conjuntos más variados de fauna de toda la provincia e incluso del norte peninsular.

En sus montañas y bosques conviven con el rebeco, el zorro, el jabalí, el corzo, el gato montés, la garduña, la ardilla y los topos, entre otras especies. En los riachuelos, además de la trucha, hay turones. No hay que olvidar a las rapaces que sobrevuelan estas montañas, como las águilas, alimoches y buhos.

Pero el gran señor de las cumbres de esta zona es el rebeco, cuya silueta se recorta en los riscos y es fácilmente localizable cuando se mueve en manadas por las laderas calizas de las montañas. Otoño es la época de celo de estos animales, momento propicio para ver a los machos solitarios vigilando y marcando su territorio con toda una serie de ritos corporales. Es frecuente la lucha entre machos por la posesión de una parte del territorio.

El urogallo es una gran ave en peligro de extinción. Vive en los hayedos y los grandes machos llegan a pesar hasta cinco kilos. Son muy esquivos y desconfiados y se alimentan de los frutos de los hayedos y del acebo. La época de celo de estos animales es la más vistosa por la exhibición del espectacular plumaje como por el canto de los machos.

El oso ha sido otro animal legendario no sólo en los bosques de Puebla de Lillo sino en todo el Parque de Picos de Europa y en la totalidad de la Cordillera Cantábrica. Aunque hay un programa en marcha para evitar su total desaparición, el oso es hoy un animal prácticamente desaparecido en esta zona.

Oso

El lobo es el gran depredador de estas montañas, cuya presencia se deja notar de forma periódica. Todavía en la comarca se cuentan entre las personas mayores aventuras de los cazadores de lobos “loberos” y sus presas cazadas, que eran exhibidas casa por casa a cambio de un donativo.

Los lobos viven actualmente inmersos en una polémica sobre su control. Es un animal protegido, que suele vivir solo o por parejas, salvo en el invierno que se agrupa en manadas. Cuando escasea la caza baja las laderas de la montaña en busca de ganado y otros animales de granja. La Administración regional indemniza a los ganaderos que han sufrido daños en sus ganados por causa de los lobos.

No se puede concluir la breve lista de animales destacados y característicos de esta zona sin mencionar a la trucha. No hay que olvidar que León es la provincia que más cotos trucheros tiene en toda Europa. El deporte de la pesca es practicado por miles de personas durante la temporada, por lo que se ha convertido en una importante fuente de ingresos para zonas como Puebla de Lillo.

Hoy, el consumo de trucha de río está prohibido en restaurantes y bares con el fin de evitar su desaparición y, sobre todo, para erradicar su captura por métodos no deportivos. Una piscifactoría en la cabecera del Porma en Puebla de Lillo nutre de truchas frescas y saltarinas los fogones del sector hostelero de la comarca sin menoscabo de la calidad y riqueza gastronómica de la trucha común o de río.

Sede Electrónica Tablón de Anuncios Portal de la Transparencia

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 731 003
  • Estación Inver...: 987 731 115
  • Guardia Civil: 987 731 004
Más teléfonos
San Isidro
Financiación